Tu Éxito Comienza con un Buen Copy

Convierte palabras en RESULTADOS

Te la voy a hacer corta.

Lo más sencillo posible.

Y si tenés paciencia, te cuento una historia en el cuál vas a entender cuál es mi trabajo.

Mi misión es transformar tus palabras en una herramienta poderosa para el éxito de tu negocio. 

No importa si tu negocio esté teniendo éxito, o esté en decadencia, o en bancarrota.

Con el tiempo desarrollé una habilidad en el cual logro persuadir al cliente hacia la venta. 

En el cual aumento la efectividad de cualquier texto, para que sea atractivo hacia el cliente.

Ya te lo explico.

Pero primero, te invito a que te suscribas a mis correos diarios para que entiendas como funciona, día tras día, mi trabajo.

Para poder conseguir tips de ventas e historias relacionadas.

Todo escrito por mi.

Nada de GPT, ni de Ctrl-C + Ctrl-V.

Es solo leer diariamente a un tarado como yo que se gana la vida mediante esto.

Que te cuenta cosas y que de algo te puede servir.

¿Querés saber cómo vender más y mejor en Internet?

Sumate a los mails diarios.

¿Te diste cuenta que soy un gil después del segundo mail que te llegó?

Te desuscribís con un solo click.

No tiene mucha ciencia esto.

Día que no estás, día que te perdés de info gratis.

PERSUADIR

Es la palabra clave para entender mi trabajo.

La persuasión en la escritura es, a mi entender, uno de los pilares de las ventas. 

No alcanza con tener un producto excelente, y tirarlo al mercado para ver qué pasa. Cómo si el producto tuviera un imán para el dinero.  

Para vender, se necesita PERSUADIR.

Te lo voy a explicar de otra manera, y me voy a remitir a la historia del mundo. Te prometo que es corto.

Escuchame (o leeme).

La Iglesia era la autoridad máxima en la época medieval.

Soy todo menos católico, pero es una buena referencia para lo que quiero contar.

Todo el mundo sabía quién tenía el poder, y esto trajo consigo muchos «haters». O mejor dicho, herejes.

Ante este hecho, la Iglesia perdería no sólo creyentes fieles, sino mucho poder y credibilidad.

Todos sabemos que hubo masacres infinitas de la Iglesia hacía los que pensaban de manera diferente, pero no me enfoco en esto.

Me enfoco en lo que hizo la Iglesia: PERSUADIR.

Y cómo? 

Mediante grupos especializados, encargados de llevar la palabra de Cristo por el mundo, endulzando el oído y creando imágenes en la mente de sus «clientes», con el objetivo de que más personas se crean el cuento de jesucristo y demás ideas. Los famosos «predicadores».

Terminó la historia. Te dije que era corto.

Pero para que cuento esto?

Porque es muy parecido a lo que hace un copywriter

No, no vamos predicando por ahí para que te unas porque sino te espera Satanás en la puerta del infierno.

Pero si trabajamos con empresas, que necesita predicadores que digan LAS PALABRAS JUSTAS.

¿O se creen que los predicadores no cambiaban de estrategia y palabras si veían que no funcionaba?

Las empresas (iglesia), al ver que su discurso no está dando resultado, nos contratan a nosotros (predicadores) para que digamos exactamente lo que el cliente necesita escuchar para COMPRAR.

Evito contar la parte en que la Iglesia mataba a los no creyentes, o los que «no querían comprar». No hago eso, tranquilo.

Si jamás has oído hablar de Copywriting y Storytelling, te acabo de dar un buen ejemplo de lo qué es. Ni más ni menos que esto.

No pretendo que me pagues sin conocerme, sin ver mi experiencia, ni sin saber quién soy.

Todas estas cuestiones las aclaro mediante historias y relatos por mail.

Día que no estás, día que te perdés de info gratis. (x2)

Un mail por día.

Hasta que estés convencido de trabajar conmigo.

Y si todavia no estás convencido de dejarme tu correo, pero estás cansado de perseguir clientes sin mucho éxito, aprendé cómo…

Y terminar de decidir si confiar en mi o no.